Mi perro, mi verdadero amor

Siempre me había preguntado cómo el ser humano sabía cuando un amor era verdadero, qué provocaba aquella sensación descrita por las personas enamoradas en la que el corazón latía intensamente.

Por más que me lo explicaran no entendía, después aprendí que es una sensación que solo puedes tener hasta que la experimentas y en ese punto ya no existe duda alguna de que el amor ha llegado a tu vida. 

Eso me sucedió con mi perro, no fue de inmediato, el sentimiento se ha desarrollado y fortalecido con el paso del tiempo, aunque debo confesar que, desde que lo vi, me   aseguré de estábamos destinados a estar juntos hasta donde la vida lo permitiera.

¿Cómo Supe Que Había Encontrado El Amor?

Sabes que es amor cuando quieres procurar y asegurarte de que ese ser esté bien en todos los sentidos y deseas verlo feliz siempre, te emocionas al verlo y disfrutas cada instante que comparten juntos.

Eso me pasa con mi perro, es el ser más especial, el mejor regalo que la vida me pudo dar, lo amo con todo mi ser y con el paso de los años ese sentimiento ha ido aumentando.

Yo conocí el verdadero amor cuando llegó mi perro, ese pequeño ser que cambió mi vida desde el primer día, que robó mi corazón y que amo tal cual es.

Agradezco infinitamente compartir mi vida con él, me emociona saber qué aventuras nos esperan y descubrir cómo se siente ese amor cuando incremente en unos años más.

Facebook
Twitter